Home Negocios e Inversión Planea tu ahorro para el retiro

Planea tu ahorro para el retiro

0
Planea tu ahorro para el retiro

Imagina que hoy te entregan un cheque por la cantidad de dinero que hasta hoy has ahorrado para tu retiro. ¿De cuántos dígitos es tu cheque? ¿Te alcanzaría para vivir cómodamente los últimos 20 ó 30 años de tu vida?

Muchos pueden responder que “NO” en este momento y esto se debe a que la gran mayoría de los mexicanos no recibe una educación financiera, que no es más que el proceso de desarrollo de las habilidades que permiten tomar buenas decisiones para administrar de la mejor manera los recursos económicos. Es decir, nadie nos dice en qué sí y en qué no debemos gastar e invertir nuestro dinero. 

Si tienes de 50 años en adelante, es muy probable que pienses que puede ser importante continuar leyendo. Si tienes menos de 25 años, seguramente no te inquieta pensar en el retiro porque tu vida laboral apenas inicia. Sin embargo, si quieres dejar de trabajar en algún momento de tu vida y tener una GRAN cantidad de dinero, para no tener que depender de alguien más cuando llegue la vejez, entonces esta entrada también es para ti.

 

Así que no importa la edad que tengas… ¡MENTIRA! Importa muchísimo porque a pesar de ser generaciones diferentes y tener distintas visiones del mundo respecto de la forma de trabajar y ganar dinero, tanto los que están iniciando su vida laboral como los que ya llevan algunos años en ella, deben tener un plan sobre cómo desean vivir la última etapa de su vida. En la que posiblemente, si no gozan de una buena salud, van a requerir de una mayor suma de dinero que pague el tratamiento de sus enfermedades. 

Por simple lógica y sin hacer tantas cuentas matemáticas, necesitarás disponer de mayores recursos para generar un ahorro si estás cerca de los 65 años (edad promedio de retiro) que si aún te faltan dos o tres décadas para llegar a esa etapa. Además te perderás de la magia del interés compuesto, que puede hacer crecer y crecer y crecer tu dinero.

¿Cómo pasa eso?  Bueno pues, cuando en vez de guardar tu dinero en una cuenta que no genera intereses o “debajo del colchón” lo inviertes a largo plazo en algún instrumento que genere rendimientos y NO LO RETIRAS, verás que tu dinero se multiplica y crece de forma exponencial. Esto se debe al interés compuesto, aquel que se va sumando al capital y sobre el que se generan nuevos intereses. Con él, tu dinero crece por un efecto multiplicador porque los intereses producen nuevos intereses. 

Es ahí donde está la magia del interés compuesto, que junto con la disciplina y paciencia del ahorro a través de los años, tu inversión crecerá lo suficiente para generar, si así te lo propones, algunos millones que podrás disfrutar en tu retiro. Sólo debes tomar en cuenta que entre más joven comiences tu ahorro, mayor será la capitalización de tu dinero y, recuerda… ese dinero NO SE TOCA porque es para tu ‘yo’ del futuro. 

 

Desafortunadamente, para las mujeres existen algunas condiciones adversas, que pueden mermar su ahorro, tales como: 

    • La esperanza de vida, la adversidad radica en que, en promedio, las mujeres vivimos más que los hombres, por lo que deben considerar un plan de ahorro para el retiro que entregue el ahorro a través de rentas vitalicias, lo que permite tener la certeza de recibir un ingreso anual de por vida.

¿Qué es una renta vitalicia? Es una modalidad de pensión que garantiza, de por vida, un ingreso mensual a partir del ahorro generado a través de los años.

    • La inequidad en el ingreso, es otra condición que aún no se logra modificar y se debe tomar en consideración para buscar una vía alterna de ingreso a través de la cual se logre hacer aportaciones para el retiro, o bien, se considere comenzar a ahorrar desde una edad más temprana.

Para ayudarte con esa obligación que tienes contigo mismo, te dejo unos hacks para lograr consolidar tu ahorro para el retiro. 

#1 Genera el hábito del ahorro. Crea un apartado en tu cuenta para que en cuanto recibas tu quincena o pago mensual, idealmente el 20% de tu ingreso mensual se destine a tu inversión a largo plazo.

#2 Ya que logres cumplir el hack#1, crea una cuenta independiente. Ésta deberá ser diferente a la que ocupas regularmente para cubrir tu gastos fijos de cada mes; conviértela en una cuenta eje, exclusiva en la que ahorres para tu retiro. 

#3 Considera invertir en un plan de ahorro para el retiro. No te conformes con tu AFORE, porque sólo tendrás alrededor del 25% de tu ingreso mensual cuando llegues a la vejez y, creéme, esto no será suficiente para vivir digna y cómodamente. 

Las grandes ventajas de contar con un plan de ahorro para el retiro son las siguientes: 

      1. No puedes tocar ese dinero sino hasta la edad en la que te desees retirar.
      2. Te garantizas tener dinero en la etapa más vulnerable de tu vida.
      3. Tiene un rendimiento mínimo garantizado.
      4. Al llegar a la edad de retiro, obtienes la suma total de tu ahorro 100% libre de impuestos, siempre y cuando se cumpla con las siguientes condiciones: que la indemnización se pague cuando el asegurado llegue a la edad de sesenta años y además hubieran transcurrido al menos cinco años desde la fecha de contratación del seguro y el momento en el que se pague la indemnización. Lo dispuesto en este párrafo sólo será aplicable cuando la prima sea pagada por el asegurado. Esto se indica en el Artículo 93, fracción XXI, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (Ley del Impuesto Sobre la Renta, 2013, Artículo 93). 
      5. Además de lo que aportas mes con mes o año con año, obtienes los intereses generados a través de la cantidad de años en los que se generó tu ahorro, ¡por lo que te conviene empezar a ahorrar cuanto antes!

#4 Automatiza tu ahorro. Si has concretado los hacks anteriores y cuentas con alguna tarjeta de crédito o débito, puedes domiciliar el pago de tu plan de ahorro para el retiro y así obtener beneficios como puntos o cashback mientras ahorras.  

#5 ¡Gobiérnate! Que no te gane la dopamina que te produce comprar en el instante en el que recibes tu ingreso. Sé consciente de tus gastos importantes y de tu realidad, respeta tu presupuesto. Y si aún no tienes presupuestados tus gastos, urge que lo hagas porque corres el riesgo de endeudarte y abandonar el ahorro. 

#6 En el retiro, más vale que sobre, a que falte. Si cumples con el hack anterior, date un premio y aporta el dinero de la compra innecesaria al “cochinito”, para que de este sea trasladado a tu cuenta de ahorro para el retiro. Gianco Abundiz, un experto en finanzas personales, tiene una gran frase “no es más rico el que gana más, sino el que sabe gastar”. El arte está en distinguir las necesidades de los gustos y deseos. Si primero cubres tus necesidades, incluida la del AHORRO y el pago de tus deudas, podrás con lo que te sobre darte un gusto o comprarte algo que realmente desees. 

Por último pero no menos importante…

#7 ¡Cuida mucho tu salud! Tener una vida saludable vale la pena porque te aleja de enfermedades que se desencadenan por malos hábitos de vida y cuyo tratamiento resulta costoso. No queremos ser viejitos enfermos y pobres, ¿verdad? La prevención, a través de un estilo de vida saludable, es fundamental si quieres evitarte enormes gastos de salud. Recuerda que en TEEB, para nosotros, tu prevención es nuestro activo más valioso.


Si llegaste hasta aquí es posible que algunos datos o hacks te hayan hecho bastante sentido, o al menos eso es lo que espero, porque te hablé de uno de los temas más sensibles, importantes y necesarios en tu vida adulta. Puede ser que hayas dejado este tema para mañana y no lo hayas consolidado aún, pensando que el gobierno y tu patrón ya están aportando para TU retiro. Sin embargo, la responsabilidad de planear TU retiro y llegar a esa etapa con la suficiente cantidad de dinero para vivir digna y cómodamente, es sólo TUYA. 

Lo que quiero transmitirte, además de pedirte que no dejes de leer las entradas que publicamos cada semana en nuestro #blogTEEB, es que no consideres el tema del retiro como algo que debes empezar a ver cuando estés por llegar a los 60 años, sino un tema que debes empezar a abordar HOY. La variable TIEMPO hará toda la diferencia entre destinar el 15 o 20% de tu ingreso a tu ahorro para el retiro, cuando andas por los treinta o cuarenta años de edad, y el tener que ahorrar el 40% de tu ingreso cuando andes en los cincuenta años, o si no ahorras, trabajar indefinidamente porque no te preparaste para tu vejez. 

Si comienzas a prevenir tu retiro con 30 o 40 años de anticipación, te prometo que llegarás millonario y podrás vivir un retiro con independencia financiera, sin la necesidad de continuar trabajando por tiempo indefinido porque, si sólo tienes tu Afore, tendrás alrededor del 25% sólo de tu último ingreso y no te alcanzará para mantener tu nivel de vida actual. Por eso, ahorra, ten un plan y no dejes a otros la responsabilidad de cuidar a tu ‘yo’ viejito del futuro, empieza a cuidar de ti HOY. 

 

Lorena Guido

Asesora en bienestar integral

 

#InformaTEEB #Blog #NegociosEInversión #AhorroParaElRetiro #Plan #FondoDeAhorro #Ahorra #CuidaTuSalud #BlogTEEB

Fuentes: 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here