Home Nutrición Los 4 alimentos blancos que te dañan todos los días

Los 4 alimentos blancos que te dañan todos los días

0
Los 4 alimentos blancos que te dañan todos los días

Como parte de nuestra dieta, podemos encontrar alimentos refinados que tienen poco valor nutricional, es decir que aportan kilocalorías pero su contenido en vitaminas, minerales, proteína, grasas “buenas”, fibra dietética y aminoácidos esenciales es realmente pobre. Por lo que su consumo no beneficia a nuestra salud, incluso son conocidos como “venenos blancos”. ¿Ya sabes a cuáles alimentos refinados me refiero? 

El consumo excesivo de azúcar, sal, harinas refinadas, entre otros, puede contribuir al desarrollo de enfermedades degenerativas, tales como la diabetes, hipertensión arterial e incrementar el riesgo de padecer sus complicaciones, como lo serían las alteraciones hepáticas, renales, oculares, afecciones cardiacas, neuropatías (daño en los nervios) de las extremidades, por mencionar algunas. 

En esta entrada, enlistamos esos “venenos blancos”, cómo se modificó el alimento original, algunas de sus propiedades y los alimentos en los que se encuentran.

 

1.-  Sal de mesa refinada.

La sal natural, tanto la marina, como la de las montañas, contiene los elementos que componen al cuerpo humano en su proporción exacta. Por si no lo sabías,  la composición de la sangre humana es prácticamente idéntica a la del “mar primario”, es decir, una solución con la misma concentración de elementos que tenía el mar hace millones de años. La industria salinera decidió convertir la sal cristalina natural en simple cloruro sódico, lo que hoy conocemos como sal de mesa. Esto sucedió porque los científicos, en ese entonces, consideraron que los demás elementos que contenía la sal cristalina natural eran innecesarios e hicieron del “oro” un subproducto que hoy es un “veneno” como bien sabemos los profesionales de la salud. 

La comida chatarra se encuentra llena de sal refinada, lo cual aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares consumiendo este tipo de alimentos. La cantidad de sal que contienen unas pocas raciones de estos alimentos  equivale a consumir 20 veces más la cantidad de sal que la que debería contener una dieta saludable promedio.

 

2.- Harina refinada

En 1911, la sal, las grasas baratas, el alumbre, la cal en polvo y el blanqueador eran los ingredientes “malos” del pan. Actualmente, la harina blanca es casi puro almidón, y ahora contiene una pequeña fracción de los nutrimentos del grano original, principalmente el trigo. Además, los tratamientos químicos en el grano dan como resultado la formación de un subproducto llamado aloxano, un “veneno” utilizado en la industria de la investigación médica para producir diabetes en ratones sanos y poder estudiar la enfermedad y posibles tratamientos.

Las células beta son las células primarias de los islotes de Langerhans en el páncreas. Éstas producen insulina, la hormona que controla los niveles de glucosa en sangre. Si estas células son destruidas o constantemente se explota su actividad, se desarrolla diabetes. Teniendo en cuenta el rango epidémico de la diabetes y otras enfermedades crónicas, no es buena idea tener una toxina como ésta en tu dieta, incluso si es en pequeñas cantidades.

Cuanto más fina y blanca es la harina, menos fibra, vitaminas y minerales contiene. Los panes más recomendables son el pan de centeno y el pan integral. Ten en cuenta que el pan dulce contiene harina refinada, grasa y azúcar… ¿Recuerdas lo que leíste hace un momento?

 

3.- Azúcar refinada

El azúcar refinada no es un nutrimento benéfico para la alimentación humana. Aporta calorías, ¡y nada más!. La encontramos en todos los productos de la industria alimentaria que poseen un sabor dulce y NO son “BAJOS EN AZÚCAR” ni “SIN AZÚCAR”. 

Después de haber leído las entradas anteriores de este blog de nutrición, sabes que el exceso en el consumo de azúcar es una de las principales causas del exceso de peso. Sin embargo, debes saber también que ésta causa caries y poco a poco deteriora la función del páncreas. 

Por otro lado, se debe cuidar el consumo de edulcorantes químicos también conocidos como sintéticos o artificiales. Diversos estudios sugieren que estos son dañinos para la salud. A pesar de que los estudios específicamente del aspartame no fueron concluyentes, la sacarina y el ciclamato que podemos encontrar en productos light si provocaron cáncer. Es por ello que, se deben revisar las etiquetas de los productos que elegimos en el supermercado y preferir el consumo de productos naturales para endulzar nuestros alimentos como la miel de agave y consumir bebidas sin azúcar añadida y SIEMPRE preferir el agua simple.

 

4.- Arroz refinado 

Aunque el arroz se ha consumido durante siglos en muchos países, fue hasta el siglo 20 cuando comenzó a refinarse y consumirse como arroz blanco. Para producir este tipo de arroz, el grano integral es sometido a un proceso de refinado en el que se le retira la capa exterior y el germen. Básicamente, lo único que queda es el endospermo, el cual consiste principalmente en almidón, un hidrato de carbono simple que provoca una rápida elevación de la glucosa en la sangre. 

Si somos sinceros y analizamos nuestra dieta actual, sabremos que comemos mucho menos arroz que harinas y azúcar refinada… Pero tampoco te preocupes demasiado, no por comer media taza de arroz al día (porción adecuada) nos volveremos diabéticos. Así que, si vas a consumir comida rápida, puedes tener la tranquilidad de que el sushi sigue siendo una opción saludable, siempre y cuando no te excedas y agregues muy poca salsa de soya, por su alto contenido de sodio. Recuerda no incluir preparaciones fritas. 

 

Si te fijas bien, los procesos de industrialización por los que atraviesan los 4 alimentos aquí mencionados, lejos de incrementar su valor nutricional, le restan beneficios y los vuelven incluso dañinos. Por esta razón, es recomendable que se elijan alimentos naturales cuyo proceso de cocción sea simple y sin adicionar grasas como en la fritura, harina como en el capeado, azúcar como en el glaseado y, en el caso de elegir cualquier alimento empaquetado, se debe buscar aquellos que contengan granos enteros y no contengan azúcar añadida, ni exceso de sodio. Recuerda que siempre serán mejores los alimentos que ofrecen la tierra, las plantas y los árboles, como las verduras, los vegetales y las frutas.

 

Lorena Guido   

Licenciada en Nutrición. Asesora en Bienestar Integral.

 

#InformaTEEB #Blog #Nutrición #AlimentosBlancos #AlimentosRefinados #EtiquetadoFrontal #DañosALaSalud #ComeFrutasYVerduras #VidaSana #MeCuido #BlogTEEB

 

Fuentes:

  • Secretaría de Salud. (2015). Guía de Alimentación para Facilitadores de Salud [PDF en línea]. Gobierno de la República de Honduras. Organización Panamericana de la Salud. Disponible en: https://www.paho.org/hon/dmdocuments/Guia%20de%20Alimentacion%20Muestra%2008%2002%2016%20II.pdf
  • Organización Panamericana de la Salud. (s.f.) Reducción de la sal [Internet]. OPS/OMS. Disponible en: https://www.paho.org/es/temas/reduccion-sal
  • Panamerican Forum for Action on NCD’s. (2015). Declaración de Consenso del Consorcio “Cuídate de la sal” [PDF en línea]. OPS/PMS. Disponible en: https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&view=download&category_slug=informes-1978&alias=29167-declaracion-consenso-consorcio-cuidate-sal-167&Itemid=270&lang=es

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here