Home TEEB Expert Dificultades de la lactancia y cómo superarlas

Dificultades de la lactancia y cómo superarlas

0
Dificultades de la lactancia y cómo superarlas

Si supuestamente “todos” sabemos que la leche materna es el mejor alimento para los bebés, ¿por qué más del 50% de las mamás no logran dar lactancia exclusiva, al menos los primeros 6 meses de vida? Esto sucede en México y a nivel mundial. El porcentaje de éxito disminuye conforme pasan los meses, bajando hasta a un 8-10% para el 4to y 5to mes de vida.

¿Qué sabemos? La leche humana es el alimento ideal para los bebés. Es sustentable, inocua, inmuno-protectora, previene enfermedades, es un fluido vivo y dinámico (cambia en cada toma). Además, satisface todas las necesidades nutricionales de los menores de 6 meses y contribuye a más del 50% de los requerimientos de lactantes mayores de 6 meses.

De esto no hay duda y no lo digo solo yo, sino también la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Academia Americana de Pediatría (AAP) y la Sociedad Latinoamericana de Gastroenterología (SLAGHNP), entre muchas otras organizaciones y revistas científicas a lo largo de décadas de estudio.

Trabajo principalmente con recién nacidos y quiero platicarles sobre lo que pasa durante esos primeros días de vida, incluyendo por qué a veces las mamás, los pediatras o la sociedad deciden que es necesario suspender la lactancia desde el primer mes. Primero que nada, la experiencia de cada mujer en la transición post parto es única. Por lo tanto, pueden tener depresión post parto, culpa, dolor, grietas y fatiga, entre muchas otras cosas.

He tratado con todo tipo de mamás y el hecho de que una la pase mal y otra no, no las hace mejores o peores.

La mayoría de las mamás no están suficientemente informadas sobre la lactancia. Además de la transición post parto, a veces no hay apoyo familiar o de pareja y la opción de dar fórmula desde el primer día de vida, son factores que pueden complicar la lactancia, por lo que se decide no continuar con ella.

Por otro lado, a pesar de hacer un esfuerzo por mejorar el periodo de transición post parto, aparecen los denominados “brotes de crecimiento”. Los brotes de crecimiento, también conocidos como crisis de lactancia, son momentos de desajuste entre la oferta y la demanda de la producción de leche.

El primer brote puede ocurrir desde el segundo día de vida, cuando muchos bebés siguen en el hospital; si el personal de salud no es pro lactancia, probablemente ofrecerán fórmula. El problema es que la mayoría de las mamás no sabe que los brotes existen, cuándo se presentan y cómo actuar ante ellos. Durante estas crisis, los bebés parecen estar inconformes con la producción de leche de su madre, siendo una de las causas más comunes para el abandono de la lactancia.

Otra dificultad es la cantidad, ya que a veces tenemos la sensación de que mi leche no es suficiente. Es importante platicar acerca del calostro: la primera leche o la primera vacuna. El calostro se produce inicialmente en cantidades mínimas, desde gotas y progresivamente incrementa a 20 ml por toma durante los primeros 5 días de vida. Esto es totalmente normal y es importante puntualizar los beneficios de esta leche.

El calostro ayuda al bebé a establecer su micro biota y expulsar el meconio, tiene mayor porcentaje de proteínas, las cuales son a base de inmunoglobulinas (IgA), leucocitos, factores de crecimiento y desarrollo (EGF). La gran preocupación es que el calostro parece ser escaso. Sin embargo, la cantidad SÍ es suficiente y literalmente es oro puro tanto por su color como por su valor ☺.

Por último, aunque no son las únicas, otra dificultad que se presenta es la ignorancia. Con esto me refiero a ¿quién dijo que los bebés comen cada 3 horas? ¿en qué momento se supuso que la leche humana no llena a sus bebés? ¿quién dijo que la leche humana no nutre después de los 12 meses de vida? Este problema surge de los mitos y de la falta de información, e inclusive en ocasiones de los mismos proveedores de la salud. ¿Quién es experto en lactancia?

En la escuela de medicina (e incluso en la de pediatría) nos enseñaron acerca de la composición de la leche, pero tristemente nadie nos preparó para enfrentar al bebé recién nacido que no abre bien la boca, que tiene anquiloglosia (frenillo lingual corto), que tiene labio hendido o nació pre término. Este tipo de complicaciones hacen que nos vayamos por la “fácil” de ofrecer fórmula, al fin que ahora es bastante “similar” a la leche humana. Reconozco que antes de ser asesora de lactancia, no sabía cómo resolver estas dificultades que les he platicado. Pero ahora que lo sé, me siento muy entusiasmada de transmitirlo y de ser promotora de la misma.

La lactancia materna es aún un tema complicado entre la sociedad. Es vital hacerlo más visible.

Este mensaje va específicamente para las mamás. No se sientan mal, a final de cuentas es su decisión y lo importante es que estén rodeadas de información fidedigna y confiable. La lactancia tiene que ser a libre demanda, deben contar con apoyo médico y familiar, para hacerlo sin tantas dificultades y superar las que se presenten.

Es posible ser mamá trabajadora y continuar con la lactancia, simplemente se necesita información, grupos de apoyo y es importante que la ayuda que reciban sea dinámica y multidisciplinaria. Es decir, busca un pediatra que se adapte a tus necesidades, pide ayuda, ya sea a una asesora de lactancia o a nivel psicológico, porque recordemos que la depresión puede causar problemas de lactancia y la lactancia con dificultades puede causar problemas de depresión.

Para el personal de salud, no minimicemos las consecuencias de suspender la lactancia. Recordemos que la clave del éxito es fomentarla desde la primera hora de vida. Rodémonos de gente dispuesta a dar su tiempo para apoyar a las mamás en esta transición (se requiere más tiempo de consulta), para que lo vivan bonito, feliz, sin preocupaciones y que se sientan tranquilas de las decisiones que tomen para ellas y sus bebés.

En temas positivos, existen muchos movimientos a favor de promover la lactancia de manera perinatal, como promover el alojamiento conjunto, el contacto piel a piel durante la primera hora de vida, iniciativas como “la del hospital amigo del bebé” que incluye 10 pasos para proteger, promover y apoyar la lactancia materna, aunque todavía falta mucho por hacer. La OMS sugiere hacer cambios: permisos por maternidad y paternidad, políticas que faciliten lactancia en medios laborales, legislación y monitoreo del código de comercialización de sucedáneos, más apoyo del sistema de salud y estrategias comunitarias.

Hace algunos años, la revista LANCET publicó una frase que me gusta mucho y con la cual me despido: La leche humana no es solo el aporte nutricional perfectamente adaptado para el infante, sino probablemente la medicina personalizada específica más avanzada que él o ella recibirá a lo largo de su vida, dada en un momento en que la expresión genética está siendo afinada para la vida”. ¡Démosle esta oportunidad a todas las mamás y, lo más importante, a todos los niños!

Gabriela Tijerina Tijerina

Pediatra, Neonatóloga

Asesora y promotora de lactancia materna

 

#TEEB #TEEBblog #blog #lactanciamaterna #lactancia #breastfeed #SemanaMundialdelaLactanciaMaterna

Referencias: 

  1. Infant and Young child feeding. Fact Sheet WHO, 2021.
  2. Onat G, Karakoç H. Three spirals: Breastfeeding problems, growth spurts, and postpartum depression. Perspectives in Psychiatric Care. 2020.
  3. Bellù R, Condò M. Breastfeeding promotion: evidence and problems. La Pediatria Medica e Chirurgica. 2017;39
  4. Feenstra M, Jørgine Kirkeby M, Thygesen M, Danbjørg D, Kronborg H. Early breastfeeding problems: A mixed method study of mothers’ experiences. Sexual & Reproductive Healthcare. 2018;16:167-174.
  5.  Wood N, Woods N, Blackburn S, Sanders E. Interventions that Enhance Breastfeeding Initiation, Duration, and Exclusivity. MCN, The American Journal of Maternal/Child Nursing. 2016;41(5):299-307.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here